lunes, 15 de diciembre de 2014

10 años de estar juntos: un homenaje a Domingo Méndez @dmelop

Hay en Cieza un pedazo de persona y de profesional al que todos admiramos y queremos. No, no es Camacho. Ni siquiera es del Real Madrid. Y en el mundo educativo es nuestro ironman particular.

Evidentemente hablamos de Domingo Méndez, o @dmelop en las redes. Pionero y referente en la integración de la tecnología en la educación, y en la blogosfera educativa.

Hace 10 años, cuando casi nadie conocía este medio, Domingo abría su blog "Educación y T.I.C." con estas palabras:


Vamos a intentar, entre todos, crear un espacio común de intercambio sobre el uso de las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Espero contar con la participación de aquellas personas, profesionales de la enseñanza, padres de alumnos y cualquiera que esté interesado en este nueva forma de comunicación que seguro que nos enriquece a todos. 

Puede estar contento Domingo, porque su objetivo se ha visto cumplido con creces. Un blog que tiene que estar, si o si, en los lectores RSS de todo docente que quiera tener un punto de vista, sobre la tecnología educativa, real, eficaz y fiable.

El día 18 de diciembre cumple la friolera de 10 años, y Domingo ha invitado a alguno de sus amigos, entre los que me encuentro,  a escribir una entrada en su blog haciendo balance de estos 10 años de estar juntos en esta aventura. ¡Gracias Domingo por hacerme partícipe de esta celebración!.

Esta ha sido mi pequeña aportación (artículo original en el blog de Domingo)


10 años de estar juntos - En lo bueno y en lo malo



Hay quién dice que para revolucionar la educación no es suficiente con la innovación, tenemos que ir a la disrupción. Así que, aún pecando de no ser educado, voy a empezar este post rompiendo una condición que me había puesto Domingo cuando me invitó a escribir en su blog, agradeciéndole que me permita entrar en su casa, casi sin llamar, y dejar una líneas como homenaje a él y a su blog. Es para mi un honor porque siempre he considerado a Domingo maestro de maestros.

Una de las mejores cosas, sino la mejor, que ha traído estos 10 años ha sido poder conectar con personas que, de otra forma,  habría sido impensable hacerlo. Conocí a Domingo, o mejor dicho su trabajo,  hace muchos años en la red, y a él personalmente hace unos pocos en una de esas quedadas anuales de profesores, en tierras salmantinas. La última vez que hemos compartido conferencias, talleres y mantel, fue el pasado octubre en Madrid. Allí tuvimos oportunidad de charlar sobre prácticas innovadoras inusitadas e insospechadas en la última década. ¿Te acuerdas Domingo? Tienes una ponencia pendiente de ver.

La educación es el ámbito social y profesional que más heterogéneamente ha evolucionado en estos últimos 10 años. Una década donde la tecnología se ha impuesto de forma definitiva en nuestra manera de vivir.

A nadie se nos ocurre pensar, cuando vamos a  hacer un trámite administrativo que en tal ventanilla, el funcionario de turno nos lo gestionará con medios informáticos, y en la de al lado nos encontraremos con un escribano que hará uso de papiro y tinta para expedirnos el certificado que necesitamos .

O cuando vamos a tratarnos una dolencia, esperamos encontrarnos en cualquier centro de salud u hospital parecidos protocolos médicos y similares medios tecnológicos.  No esperamos que un especialista nos haga una resonancia y otro, en el mismo hospital,  nos intenvenga quirúrgicamente para averiguar el origen de nuestra enfermedad.

En educación, sin embargo, en distintos centros, e incluso en diferentes aulas del mismo, podemos tropezarnos, con bastante  facilidad,  con realidades muy distintas.  Distintas y distantes. Separadas, incluso, por siglos.

¿A qué es debido esto? Muy probablemente al poco respeto que se le tiene a la Educación, en mayúsculas. El pilar básico de nuestra sociedad tendría que ser mimado hasta el extremo por nuestras administraciones, y evidentemente sucede lo contrario: siempre ha estado maltratada. Y como le oí al amigo Fernando Trujillo hace poco, los que estamos dentro, los docentes y las familias, nos llegamos a creer el engaño, repetido en los medios hasta la saciedad,  de que todo lo hacemos mal.

Sólo hay que echar un vistazo a lo que ha sucedido en esta última década. A pesar de la administración, que sólo se ha ocupado de llenar las aulas de cacharrería, sin dotarla de un contenido metodológico, y sin ningún objetivo pedagógico, muchos docentes, han cogido el toro por los cuernos y se han lanzado, con muy pocos medios, a poner patas arriba todo lo que se estaba haciendo, y a emprender en sus ámbitos llevando a cabo cientos de prácticas educativas de éxito. La blogosfera y las redes sociales son fieles testigos de ello.

Y lo han hecho a cambio de nada. Lo contrario, robando horas a su vida privada y familiar, soportando muchas veces presiones de compañeros y equipos directivos, siendo cuestionados por la administración,... Y como único premio, no el que dan, de vez en cuando, instituciones o empresas, sino el emotionware, que un día acuñó mi primo Fernando G. Páez, y que nos fuimos contagiando unos a otros.

La tecnología educativa en estos últimos años ha servido, sobre todo, para eso, para contagiarnos, para conocernos, para saber que sí se puede, y para tener una palabra de aliento a cientos de kilómetros, cuando nos fallan las fuerzas. Porque.. ¿a quién no le han fallado las fuerzas alguna vez?


martes, 19 de agosto de 2014

Tutorial de Google Classroom

Siguiendo con el post anterior, y ante el adelanto por parte de Google, del despliegue de Classroom para todos los usuarios de Google Apps para Educación, al 11 de agosto, he decidido hacer un tutorial sobre el nuevo LMS de Google, ya que seguro que muchos profesores lo querrán usar con sus alumnos desde el inicio de curso.

Como escribía en el post anterior, le falta mucho para competir con otros sistemas de gestión de aprendizaje, lo que no quita para que ofrezca un modo sencillo para organizar de forma más eficaz el trabajo con los alumnos en entornos de Google Drive sobre Google Apps.

He de decir, que respecto al inicio del verano, cuando se puso en marcha con mucha prisa, no ha evolucionado nada. A pesar de ello, estoy seguro de que se trata sólo de una versión inicial y que, como casi todos los productos de Google, estará en beta permanente. Por eso mi tutorial espero que sea también un beta en constante desarrollo.

Actualización (25-8-2014): Actualizado el tutorial con una sección donde se explica cómo gestionar Classroom y sus usuarios desde la consola de administración de Google Apps para Educación: "Gestión en GApps"

Espero que os sirva.



miércoles, 25 de junio de 2014

Google Classroom: un aterrizaje forzoso



Ayer recibí la invitación para probar la versión previa al lanzamiento mundial, que tendrá lugar en septiembre, de Google Classroom, el intento de la compañia de Mountain View por hacerse con una parte del mercado de los LMS (sistemas de gestión del aprendizaje). Como os podéis imaginar, enseguida me lancé a probarlo.

Si eres profesor puedes pedir tu invitación en esta dirección: https://classroom.google.com/signup?hl=es . A partir de septiembre se ofrecerá de forma gratuita a todos los centros educativos que dispongan de Google Apps para educación.

Echándole un primer vistazo, da la sensación de que Google tenía prisa por lanzar su LMS, que ha sido algo así como un aterrizaje forzoso, viendo que otros entornos comienzan a tener gran implantación en la comunidad educativa. 
Y no es que tenga fallos, sino que se echan en falta muchas de las funcionalidades que podemos encontrar en otras plataformas más conocidas. Además tiene un sospechoso parecido con otro entorno en alza en educación: Edmodo:






Al igual que en Edmodo, en Google Classroom se pueden crear grupos o "clases". Y los alumnos pueden entrar a través de un código o pueden ser introducidos directamente por el profesor. La única ventaja es que en Classroom, el directorio común de direcciones que se crea en Google Apps está integrado, de forma que es muy sencillo elegir a los alumnos que se integrarán en cada grupo. 

Dado su componente social, en Google Classroom también se pueden "postear" mensajes en el muro de cada grupo y asignar tareas, que se pueden evaluar. Además Drive está integrado, pero también en Edmodo. En este caso no existe una biblioteca de materiales directamente en la plataforma, sino que se crea una carpeta en el Drive de profesores y alumnos con todos esos materiales utilizados. Pero por lo que he visto, no con mucha organización. Además para ver esta carpeta salimos de la plataforma dirigiéndonos a Drive.

No se entiende muy bien que constantemente haya que salir del entorno para visualizar material que se comparte en el tablón principal. Ni siquiera los vídeos de YouTube quedan incrustados dentro de Classroom. 

Hay una curiosidad en Classroom en la realización de tareas. Si esta consiste en que el alumno tiene que crear un documento de Drive, el profesor puede distribuir copias individuales a los alumnos de un documento previo en el que trabajar. Una pena que no se puedan distribuir por grupos. 




Cuando el profesor lanza la tarea, el documento queda compartido en modo de edición para el alumno. Una vez que este termina la tarea, la envía al profesor, y el documento ya no será editable por él, hasta que el profesor la evalúe y se la devuelva.

Es cierto que el trabajo con documentos de Drive con los alumnos está más organizado con Classroom que sin él, pero se echan de menos muchísimas funcionalidades que tiene, por ejemplo, Edmodo. 
  • Gestión de subgrupos
  • Programación de mensajes y tareas
  • Encuestas
  • Cuestionarios autoevaluables
  • Registro de calificaciones
  • Control parental
  • Calendario
  • Buena gestión de biblioteca de materiales
  • Integración de aplicaciones externas
  • Badges
  • Conexión con otros profesores
  • Integración de RSS
  • ...
Puede parecer que la curva de aprendizaje para profesores no iniciados puede ser menor, pero no es cierto. Mi experiencia en formación me dice que desde los primeros pasos en Edmodo, los profesores demandan buena parte de las características antes citadas, sin casi conocer el entorno en su totalidad.

En definitiva, tienen los desarrolladores de Google un duro verano por delante para hacer de su Classroom un buen entorno virtual de aprendizaje. Para ello contarán con el feedback de sus invitados a esta versión previa. Ojalá lo consigan, porque de una empresa como esta se espera algo más. De momento, innovación 0.


martes, 17 de junio de 2014

Open Badges: Gamificando el aprendizaje

La gamificación, o ludificación, es una de las tendencias que se irán generalizando en los próximos años en educación.

Gamificación (gamification en el ámbito anglosajón) es el empleo de mecánicas de juego en entornos y aplicaciones no lúdicas con el fin de potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos comunes a todos los juegos. Se trata de una nueva y poderosa estrategia para influir y motivar a grupos de personas (www.gamificacion.com).

Una de las estructuras de motivación que se emplea en la gamificación es premiar con insignias (o badges) ciertos logros en determinados procesos de aprendizaje. Se  utilizan también para "certificar" de alguna manera, aquellos aprendizajes no formales, que de otra forma no sería posible hacerlo.

Uno de los problemas que nos encontramos con las insignias, es la dispersión, el no tener un lugar único donde almacenarlas y que nos de facilidad para hacerlas visibles en nuestros entornos webs, o redes sociales. Podemos conseguir muchas insignias que emiten MOOCs, Universidades, entornos virtuales de aprendizaje (Edmodo y Moodle 2 las incorporan por ejemplo), entidades formativas, etc, y carecer de un repositorio en la nube, donde guardar todas ellas y poder compartirlas.

Con el objetivo de cubrir esta carencia ha nacido Open Badges, un proyecto de software libre de la fundaciones Mozilla y McArthur. Con Open Badges podemos ser emisores de insignias (issuer) o receptores de las mismas (earner). Ya hay más de 600 entidades que se han unido al proyecto y emiten sus insignias para que los usuarios puedan almacenarlas de forma conjunta con este proyecto (http://openbadges.org/participating-issuers).

Para ser receptores de insignias (nuestros alumnos pueden seguir este procedimiento), tenemos que abrir una cuenta en la mochila de Mozilla Open Badges, llamada Mozilla Backpack. El registro es muy sencillo, sólo nos pedirá una dirección de correo electrónico y una contraseña si la dirección no es de Gmail.:



En este paso, si ya estamos logueados en nuestra cuenta de Google, no nos pedirá la contraseña e iremos directamente a la aceptación de ver nuestro correo electrónico. Y si el correo no es de Gmail o es de Google Apps Educación o Empresa, nos pedirá que elijamos una contraseña para nuestra cuenta. Tened en cuenta que, en las webs de las entidades que emiten badges y están conectadas con Mozilla Open Badges, tenemos que registrarnos con la misma cuenta de correo para que las insignias vayan directamente a nuestra mochila.



Una vez registrados, entraremos en nuestra mochila. Lógicamente no tendremos ninguna insignia inicial. Una característica muy buena es que, además de las insignias que automáticamente se almacenarán de las entidades adheridas, podemos subir de forma manual insignias que hayamos ganado en otros entornos (por ejemplo Edmodo o Moodle).




Para probar la mochila, podemos conseguir dos badges o insignias, desde la propia web de Mozilla Open Badges, respondiendo a un par de sencillos cuestionarios. Os recomiendo que vuestros alumnos los hagan porque tienen mucho que ver con aspectos de la competencia digital y el aprendizaje no formal.

El primero de ellos es Take the badges 101 quiz

y respondiendo correctamente conseguiremos esta insignia:


Clicaremos en "Push this badge to your Mozilla backpack" y luego introducir nuestra dirección de email asociada,para almacenarla en nuestra mochila. Si no estamos logueados en la mochila nos lo pedirá, y también que aceptemos la insignia.


Y el segundo de ellos es Hackasaurus Navigator Badge


En este caso tendremos que introducir nuestra dirección de correo electrónica asociada a la mochila y clicar en "Send to Backpack".

Una vez aceptadas las dos badges, nuestra mochila tomará este aspecto:



Para terminar, Open Badges nos facilita también la labor de hacer visibles nuestros logros, o los de nuestros alumnos, a través de su Display, directamente desde la mochila, reuniendo las insignias en colecciones que podemos hacer públicas y compartir en redes sociales:





o utilizando los códigos de incrustación en diferentes entornos web: http://openbadges.org/display .

Os dejo también un vídeo tutorial de Sergio Luján, del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Alicante, en España:

martes, 13 de mayo de 2014

Las TIC desde la coordinación



Con motivo de la semana de internet (el día de internet se celebra el próximo día 17 de este mes),  Angélica Suárez e Isabel Andrade, de la comunidad de profesionales de la educación IneveryCREA, me invitaron, hace unos días,  a compartir mi visión de la integración de las TIC en educación desde el punto de vista del coordinador TIC de un centro educativo.

Desde aquí les agradezco la invitación y la confianza. Este es el resultado de la entrevista:


jueves, 27 de marzo de 2014

Distribución de documentos y evaluación por rúbricas con Google Drive



Ayer celebramos el evento "Educación Euskadi Google Apps#EEGApps2014, en el que muchos profesores de centros que usan o quieren usar Google Apps educativas nos reunimos para compartir todo tipo de experiencias. Esta edición me ha tocado organizarla a mi junto a mis compañeros dinamizadores y asesores TIC de la zona de influencia del Berritzegune B06 de Basauri-Galdakao.

Podéis ver los vídeos y materiales utilizados en la jornada en el site del grupo EEGapps.

Quiero destacar la comunicación que nos ofreció mi compañera Manuela Virto, sobre distribución de documentos y evaluación por rúbricas con Google Drive, el complemento "Doctopus" y la extensión "Goobric" para Google Chrome.

No hace mucho, Google ha actualizado la estructura de sus hojas de cálculo en Google Drive. En la versión antigua (que todavía puede usarse, aunque tengan fecha de caducidad) podían instalarse las llamadas "secuencias de comandos". Especialmente útil nos resultaba la secuencia Gclassfolders, de la que escribía Pau Córdoba En la nube TIC: "Gestiona las carpetas de tus alumnos con Gclassfolders", a través de la cual, de forma automática, se podían hacer una estructura de carpetas para nuestros alumnos, algunas para distribuir materiales en modo lectura y otras en modo edición.

Esta secuencia se complementaba con "Doctopus" que nos permitía distribuir documentos de forma eficaz y muy cómoda. Además si la combinamos con la extensión Goobric, nos permitía construir rúbricas y evaluar estos documentos, permitiendo un feedback absoluto con nuestros alumnos. Sobre esto escribió, también En la nube TIC, Martín García ValleTrabajo colaborativo y evaluación mediante rúbricas en clase. Google Drive, Doctopus y Goobric.

Con la nueva versión de las hojas de cálculo, nos han llegado los "Complementos". En realidad siguen siendo secuencias de comandos, pero que ahora se instalan y se gestionan de forma mucho más transparente. En estos nuevos complementos, seguimos encontrando Doctupus, pero no GClassFolders, que ahora se ha integrado en la anterior.

Manuela, nos da una visión completa y exhaustiva sobre el tipo de trabajos individuales, colaborativos, por grupos enteros, etc, su distribución, estructura de carpetas,  recopilación, edición y evaluación por rúbricas.

La presentación es un manual completo de la implementación de esta nueva versión integrada de secuencia de comandos.

Recomiendo su visión y felicito efusivamente a Manuela por tan excelente trabajo y por compartirlo con todos nosotros.




Manual en presentaciones de Drive



Storify de la jornada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails