viernes, 28 de diciembre de 2012

Lento, muy lento.

Origen
Desde que estoy en esto del 2.0 he visto que el progreso en el intento de digitalizar la educación y las metodologías se ha estancado, ya sea porque las estrategias no hayan sido las correctas o por agotamiento de los actores. 

Todo marcha muy lento en educación, mucho más lento que en el resto de la sociedad.

Muchos hemos visto que hay cierto (mucho) cansancio entre los docentes que intentan vías diferentes en su forma de trabajar y en la de sus alumnos, los que apuestan o han apostado por las redes sociales como parte de sus entornos de aprendizaje y la de sus alumnos, los que no paran de aprender para hacer aprender... La propia resistencia física y mental, las horas extras que exige este cambio en la forma de entender nuestra profesión, horas robadas en muchos casos a las familias, los recortes, y el poco reconocimiento, tanto administrativo como social, hacen mella, no hay duda.

Además, en demasiadas ocasiones sobrevuela, y hasta tapa el trabajo de fondo, cierto tufillo vanidoso y egocéntrico, que se hace patente en esas mismas redes sociales en las que volcamos lo que creemos que merece ser compartido. En lo que a mi respecta, esto hace que me vaya alejando de estos entornos. No digo que no sirvan, pero quizá sólo al principio de su uso. Tendríamos que darle más de una vuelta a cómo las estamos usando en la actualidad. Twitter cada vez se parece más a los antiguos chats, y Facebook se ha convertido en un gran libro de autoayuda con tanta imagen con mensaje.

Los eventos y saraos educativos crecen exponencialmente. Algunos merecen la pena, pero en otros no tendríamos que perder ni un segundo de nuestro tiempo. Además la gran pregunta es ¿tienen la repercusión que pretenden?.  Son muy útiles para compartir con gente que trabaja como nosotros nuestros desvelos y nuestras inquietudes, pero ¿crean masa crítica docente para que el cambio pretendido pueda ser soportado y crecer? Mucho me temo que no es así porque casi siempre vemos las mismas caras, salvo escasas incorporaciones. La "endogamia" se hace evidente en muchas ocasiones.

Quizá es momento de volcar los esfuerzos en nuestro entorno más cercano. Intentar enganchar a nuestros compañeros del 1.0; de darle una vuelta a las metodologías que aplicamos en la formación del profesorado, que suele ser precisamente la que intentamos desaprender, qué paradoja; de acompañar al que lo demande. Qué importante sería que se diseñaran desde la administración buenas estrategias de acompañamiento, que serían mucho más efectivas que la actual formación de mostrar y aprender menús y herramientas de forma totalmente descontextualizada.

Es decir,  es posible que sea bueno retornar de lo global a lo local. 

No estaría mal analizar, de verdad y sin intereses económicos, si los modelos actuales son válidos en todas las etapas educativas. ¿Lo que vale en Primaria es igualmente aplicable en Secundaria? ¿Qué estamos haciendo con el modelo de escuela 2.0 en las diferentes etapas? ¿Y con la evaluación? 

Demasiadas dudas para tanto esfuerzo.

Pero no me hagáis mucho caso, debe ser una de esas crisis 2.0 que periódicamente vienen y se van.

Os deseo un feliz año 2013 , que os lo merecéis sobradamente.

51 comentarios:

  1. No puedo permanecer inerte a tu post y decir cuanto me veo identificado en tus palabras y más ahora que puedo intentar poner algo en practica lo poco que se de este mundo 2.0 en un colegio que miran con recelo y alergia todo lo que empieza por www o significa cambiar lo que llevan años haciendo sistemáticamente.

    Ánimo Juancar, puede que uno sólo no pueda cambiar el panorama educativo y con él la sociedad, pero si de uno en uno, granito a granito de arena, hacemos una montaña, dispersa, pero montaña al fin y al cabo, no? sólo tienes que pensar en cuantos seguidores tienes en twitter, cuantos seguidores tienes en tus blogs, cuantos compañeros formamos la nube tic, lento? puedo, pero mejor ir lento y acertar en los pasos que damos que rápidos y perjudicando a las generaciones que vendrán, no crees?. En fin, que te voy a decir que no te haya dicho ya en persona? un abrazo y nada, sabes que si necesitas hablar o escaparte -que no estaría mal, jeje-, sabes dónde estoy, no? cuídate y besos desde los frios alpes julianos. Felices fiestas y 2013 de un fan que no te olvida.

    Hasta -espero que- pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que somos unos cuantos lo que opinamos lo mismo, aunque quizá políticamente no sea muy correcto expresarlo.
      No te preocupes, seguramente será algo pasajero. Me pesa el cansancio y quizá es momento de parar un poco, pero seguiremos.
      Un abrazo enorme y cuídate mucho tú también.

      Eliminar
  2. De vez en cuando nos vienen estos bajones, sigo apostando por tí y por la Educación 2.0. También opino que hay que empezar a convencer y ayudar a los propios compañeros.

    Un beso grande y feliz salida y entrada de año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen, muchas gracias por pasarte por aquí. Me anima que sigas apostando por mi y sobre todo por la educación 2.0. Sobre todo ahora que no veo muy claro el objetivo. Pero todo se andará.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  3. La primera vez que fui a una de esas kdd (la de mi entrada triunfal en Salamanca) sentí que aquello era una "de jabón", para decirnos lo guapos que somos y lo mucho que molamos. No me gustó esa primera sensación. Pero cuando volví a casa me di cuenta de lo importante que es la palmadita en la espalda cuando parece que vas en contra de mucha de la marea.
    Tiene razón. Toda la razón. (A pesar de lo dicho antes) Y me veo reflejada en tus palabras, en lo del ego, la vanidad, en lo de cómo las redes sociales se parecen a un escaparate donde vendemos lo buenos y lo listos que somos. Pero (y llámalo autoengaño sí quieres) también me quedo con lo que las redes y Twitter sobre todo ha supuesto para mi: gracias a vosotros, a todos y cada uno, mi forma de enseñar ha cambiado, mi forma de plantearme la educación es diferente.
    Así qué, sean las que sean las razones por las que estamos, lo cierto es que son necearías aunque haya que replantearlas, aunque haya que dar otra vuelta. Pero si una sola persona descubre un nuevo camino que cruza por el mundo 2.0 no puede prescindir de gente como tu, como vosotros. A partir de ahí, las crisis que quieras, los planteamientos y replantamientos que te parezcan, pero ahí, porque gente como tú no es necesaria, es imprescindible,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho el comentario Cris.
      No digo que todo sea malo, pero pienso que la deriva que está tomando esto no es buena si lo que realmente queremos es cambiar algo. Para nuestro regocijo está bien, lo pasamos estupendamente y nos queremos mucho, pero para el bien general se queda corto.
      No creo que nadie sea imprescindible, ni siquiera necesario. Si falta alguien ya habrá otra persona que haga lo mismo o más que el anterior. Pero muchas gracias ;).
      Un beso.

      Eliminar
  4. Somos lentos es cierto, en demostrar que lo que estamos haciendo día a día en nuestro mundo aula funciona con nuestros alumnn@s -ya nos lo contarán - funciona con nuestro entorno laboral y sobre todo funciona con nosotros mismos. ¿Lo estoy haciendo bien? ¡y qué más da! Lo importante es que nos autoexijamos lo mejor y seamos comunidad de arendizaje investigando, chateando tweets o con terapia FB.Crecer es un proceso lento pero imparable en el que 1.0, 2.0, 3.0...son solo los pinceles y nosotr@s el lienzo. Abrazo grande -tu tb lo estás haciendo muy bien, profe VIP :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí Mila, y más gracias por esta gran reflexión. Pero si el proceso puede mejorarse, creo que hay que planteárselo e intentarlo. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Estoy de acuerdo contigo, Juancar. Recuerdo que cuando estuve hablando exactamente de esto que planteas con Maru y con Marcos me decían que era pesimista, pero en realidad, el avance, la mejora de los procesos de aprendizaje apoyados en TIC ha sido muy pequeña y de hecho, estamos viviendo una involución en las escuelas. No nos ha hecho falta un Wert para eso, lo hemos hecho nosotros solos.

    Nos han tenido entretenidos con premios y saraos para sentirnos contentos y dejar tranquilos a nuestros centros. Incluso algunas personas han sido reconocidas en sus centros cuando en realidad el impacto interno que han tenido ha sido nulo. Ya ni menciono, por supuesto, aquellas direcciones de centro que ni siquiera se han molestado en aprovechar el valor de sus trabajadores reconocidos a nivel estatal o internacional sino que, al contrario, los han criticado con hostilidad.

    A su vez, hablamos de web 2.0 pero poco se habla del ego 2.0. Para los docentes es algo nuevo tener "fama" en las redes, tener seguidores, que personas de otros lugares del mundo se interesen por nuestro trabajo... y se nos ha subido a la cabeza. Nos creemos que somos algo porque una empresa multinacional nos invita, nos paga un viaje y nos da una medalla. En realidad, no es que computemos en la nube sino que estamos en las nubes. Trabajamos para multinacionales a cambio del precio de las dietas y les ofrecemos nuestro trabajo y conocimiento. Eso, en el mundo de la empresa no docente, es que te timen.

    Y ya lo de la formación de profesorado... ninguna formación inferior a dos años tiene sentido. Quien quiere aprender a usar un cacharrito se lo busca en internet. Quien a estas alturas necesita un curso de Twitter es que no se ha enterado de nada. No hay que dar cursos de herramientas sino de metodologías, de diferentes formas de pensar, de trabajar con los alumnos... y eso requiere más de 30 horas. Una persona que no sabe nada de blogs y quiere hacer un blog con sus alumnos no necesita un curso de 30 horas, necesita primero pasarse un largo tiempo viendo lo que son los blogs, cómo funcionan, cómo se interactúa, qué elementos incluyen, qué supone... y un curso no es suficiente ni necesario para eso.

    Crear una cuenta de Twitter requiere 30 segundos. Comprender la interacción de Twitter y utilizar la cuenta para colaborar requiere querer interactuar y colaborar. La formación va a lo fácil y se salta lo difícil.

    Creo que sí necesitamos encontrarnos, pero para hacer un análisis valiente de la situación. Eso no quita que quedemos para pasar un buen rato, irnos de potes, conocernos... personamente las kdds me parecen un acierto para eso que tanto decimos del emotionware, no necesitamos intermediarios para organizarlas y eso me parece estupendo. Pero si queremos tener impacto más allá de las relaciones endogámicas, tendremos que saltarnos las entidades oportunistas y trabajar con las direcciones de nuestros centros para que se mojen en la organización de jornadas serias y profesionales y que sea parte de nuestro trabajo, porque para el cachondeo no necesito apoyos pero para tener impacto sí.

    Estoy contigo en trabajar en lo local, mapear lo que se está haciendo, quién lo hace, dónde y cómo se puede ayudar para que se extienda. Y creo que la red ayuda a fortalecer lo local, conociendo otras experiencias, creando nuevas propuestas, en colaboración... Ambas vías son necesarias, no me limitaría a lo local porque entonces nos volverá a pasar lo de la endogamia pero en más endogámico aún. Yo necesito aprender de toda la gente buena que he encontrado en la red, pero necesito ayuda local para movilizar a los docentes y para cambiar las cosas ridículas que veo cada día en mi entorno y que sufro.

    Vamos, que para 2013 no estaría mal que abriéramos los ojos y nos empleáramos más en nuestros entornos y reflexionando sobre qué hemos hecho hasta ahora y planteando nuevas estrategias.

    Un abrazo, Juancar, fuerza para 2013 que viene fino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ainhoa por este comentario-post ;). Veo que coincidimos en todo. Es hora de pararse y reflexionar como bien dices.
      Pero seguiremos... Y que no falten las kdds.

      Eliminar
  6. Hola Juancar,
    Te he leído y como dice Ainhoa, he reconocido en tus palabras los mismos pensamientos y dudas que ella nos planteó en una conversación con Marcos.
    Entiendo y comparto vuestro tono pesimista, en el sentido que es verdad que somos islas y es verdad que hay un cierto narcisismo en algunas personas, por querer aparentar y mostrarse.
    Creo que lo que propones, es el paso a seguir. "Apadrinar" y trabajar a nivel local, es el paso a seguir para conseguir un cambio metodológico que por otra parte está siendo muy difícil porque no contamos con el respaldo institucional (los currículums son iguales, las evaluaciones, las programaciones...) no han cambiado absolutamente nada y no podemos obviar que "las masas"solo funcionan si alguien les dice lo que tienen qué hacer y cómo. Y por otro lado, las personas que trabajan, codo a codo con nosotros que no acaban de entender que de esa manera vayan a aprender más y que además exige mucho tiempo de preparación.
    Este año lo he visto dando un curso de formación en el CEP. Los profes que han venido lo han hecho a pesar de los recortes y de que no cobraremos sexenios por formarnos.
    Han venido con mucha ilusión y han aprendido a manejar diversas herramientas, pero eso no es lo más importante, como comentaba Ainhoa, sino el hecho de que tienen ganas de llegar a sus centros e implicar a sus departamentos,cporque he insistido mucho en eso. No será fácil, ni lo es. Este año, a partir del trimestre que viene, vamos a intentar en mi centro, trabajar por proyectos. Empezamos tres departamentos y si sale bien, lo extenderemos. Pero no lanzo las campanas al vuelo. Es complicado remar solo. Y sí, incluso yo, optimists por naturaleza, soy capaz de ver que cuesta mucho hacer de salmón, siempre a contracorriente. Yo creo que debemos ir sumando, cada uno en nuestros centros y conseguir que la Administración se implique en todas las etapas y en todos los niveles. A veces es necesario aflojar, para coger aire y verlo todo con perspectiva y es cuando uno se da cuenta, de que ni está tan solo ni es imposible. Pero sí es necesario cambiar la perspectiva y el enfoque. Como dicen: "Nadie dijo que sería fácil, solo que valdrá la pena". Así que muchos ámimos, descansa y no cambie os de objetivo, cambiemos la manera de llegar a él.
    Besos
    Maru

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maru por el comentario. Seguiremos remando, aunque habrá que pensar muy bien de qué manera hacerlo para no agotar las fuerzas. Beso!

      Eliminar
  7. Juancar, no por vanidad sino "por ilusiones", reconozco públicamente que estoy completamente de acuerdo contigo. En aquella conversación (septiembre) que mantuvimos Ainhoa, Maru y yo en Madrid estaba fuerte y absolutamente convencido de que lo que estamos haciendo tiene por fuerza que ir por este camino del uso de las TIC y de la Escuela 2.0. Sin embargo, poco tiempo más tarde (noviembre) pasé a papel -a negro sobre blanco- mi gran crisis 2.0 que se tituló Del carpe diem al ubi sunt en la Escuela 2.0 [http://trestizas.wordpress.com/2012/11/15/del-carpe-diem-al-ubi-sunt-en-la-escuela-2-0/] y, por lo que leo, coincidimos en muchas de las apreciaciones. Perdón por la autocita, pero llegado ha el momento de parar, reflexionar y reconducir nuestros pasos. ¡Quedémonos con lo imprescindible -con lo que ya no podemos dejar de usar en nuestras clases- y abandonemos definitivamente la lentejuela y la brillantina 2.0!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcos por pasarte por aquí. Hace poco hablábamos del cansancio que percibimos en algunos nosotros. Tenemos que hacer una mejor gestión de nuestras fuerzas y sobre todo, como dices, de la lentejuela y la brillantina. Abrazo!

      Eliminar
  8. Ànimo Juan Carlos, creo que es un bajón temporal, aunque tienes bastante razón en algunas de las cosas que dices. Pero yo pongo la mirada en solo dos años atrás y las diferencias que veo en la utilización de las tic son muy grandes. Creo que escuela 2.0 con sus fallos estratégicos, que los tuvo, supuso un impulso grandísimo para un cambio metodológico basado en el trabajo por proyectos. Tu reflexión es muy acertada, debemos ir a lo local, a iniciar y promover proyectos en cada centro que impliquen a cuantos màs profesores mejor. Pero para que esto vaya mejorando sería imprescindible que en todos los centros hubiera un coordinador o dinamizador tic, pero en los momentos actuales creo que eso no va a poder ser. Creo que las administraciones educativas deben apostar por proporcionar a todo el profesorado herramientas colaborativas como Google AppS , ya que de lo contrario lo que se nos avecina son plataformas proporcionadas por las editoriales para seguir manteniendo los libros de siempre con algunos elementos multimedia pero digitalizados para poder ser utilizados desde elementos móviles como las tabletas.
    De cualquier manera muchas gracias por compartir tus interesantes reflexiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte por aquí Celes. Creo que la cuestión de fondo es más importante que un bajón personal temporal.
      Es cierto que se ha avanzado respecto a hace 2 o 3 años, pero yo sigo oyendo las mismas cosas y los mismos discursos que entonces.
      Te doy toda la razón en apostar por plataformas como Google Apps. Sabes que soy un defensor a ultranza de ellas. Desgraciadamente en algunas comunidades parece algo imposible administrativamente y cada centro se tiene que gestionar las suyas. Otra pérdida de energías innecesaria.

      Seguiremos tirando. No queda otra. Un abrazo

      Eliminar
  9. No te quito razón, seguramente la tengas, pero muchos hemos aprendido con tus post y estoy seguro que lo seguiremos haciendo porque vas a estar ahí.

    Yo estoy realizando una cura leyendo el libro de Fernando Trujillo @ftsaez "Propuestas para una escuela en el siglo XXI" y me va bien como terapia y ánimo.

    Saludos y gracias por seguir opinando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí seguiremos. Mucha gracias Juan por el comentario. Un abrazo

      Eliminar
  10. Los cambios de fondo siempre son lentos. Hay que ir poco a poco reclutando gente y mostrando cómo las metodologías que usan nntt resultan eficaces. Pero el profesorado, al igual que los alumnos, debe:
    -Ver que está a su alcance.
    -Intuir que el coste-beneficio compensa.
    -Sentirse apoyado o directamente "impulsado" por los Equipos Directivos.
    -Ver resultados con cierta inmediatez.

    No hemos cambiado sustancialmente los sistemas de evaluación, ni los temarios ("la tiranía de los 15 temas"), ni los instrumentos, recursos...etc.

    Pero vamos avanzando, poco a poco, pero avanzamos. Y cada vez somos más. Así que coge aire y sigue, nos haces falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo dice Julieta Venegas en su canción, las cosas llegan cuando tienen que llegar. Pero cuando el coste-beneficio no está equilibrado llega la desesperación.
      Cojo aire ;). Un abrazo y muchas gracias por el comentario.

      Eliminar
  11. De acuerdo con casi todo. Cuando dices "Quizá es momento de volcar los esfuerzos en nuestro entorno más cercano", creo sinceramente que el "quizá" sobra, que ése siempre debió de ser el punto de partida, pero que quizá por "cierto tufillo vanidoso y egocéntrico" no se hizo así.
    No se puede negar que se han hecho muchas cosas bien, bonitas y baratas, y de ellas hay que estar orgullosos, aunque siempre he defendido que habría sido mucho más útil ir lentos y medianamente juntos. Medianamente juntos sería tener una plataforma de trabajo común impulsada por el Departamento de Educación, ya sea Google Apps u otra. Sin eso, seguiremos como hasta ahora: rápido algunos, a medio gas otros y en punto muerto el resto. Aunque el problema, a mi entender, no es la velocidad, si no el hacia dónde ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Roberto por el comentario. Cuando se empieza a usar una estrategia crees que es la correcta y el tiempo te da o quita la razón.
      Ahora mismo hablaba en Twitter con Toni Solano sobre el post y me decía que se puede encontrar un equilibrio entre la participación colaborativa en las redes y el apoyo a los compañeros 1.0, y creo que tiene razón. Las dos vías añaden valor al proceso.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Como recién llegado al mundo de la educación 2.0, entiendo el desconcierto que, en ocasiones, causa la presencia de las nuevas tecnologías en las aulas; no su presencia física, que ya es más o menos habitual en la última década, sino su uso continuado y fructífero. Veo desconexión entre esta "vanguardia tecnológica" y los históricos MRP, que han planteado una renovación didáctica importante de la práctica, en su versión 1.0. Comenté esto mismo con Jordi Adell, quien me indicó que la innovación 2.0 había reemplazado los MRP en esa tarea de punta de lanza. En el mismo foro, el curso organizado por Miguel Sola en Málaga este verano, se hizo referencia a la endogamia que acompaña a los evangelizadores del 2.0, al igual que tú haces. Creo que recoges algunas de las preocupaciones más relevantes que acompañan el proceso de transformación de la práctica escolar.
    Adorno decía que siempre debía existir cierto retraso de la escuela con respecto a la vida: el tiempo necesario para filtrar lo valioso, importante, y desechar lo accesorio. Pero, en unas aulas tremendamente rutinarias, lo que antes era seguridad ahora se ha convertido en aburrimiento. Y ése es el tema a solucionar: cómo dar un curriculum adecuado, con qué metodología, sin caer en la irrelevancia social. Gran post, y honesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Salva por pasarte por aquí y comentar. Probablemente esa desconexión entre renovación digital y renovación didáctica es parte del problema. Sobre todo en la formación docente como comento en el post, no se establecen acciones formativas focalizadas en conectar la tecnología con la metodología y la didáctica. Hay que darle una gran vuelta al asunto.
      Un abrazo,

      Eliminar
  13. Estimado compañero virtual, comparto contigo esta sensación de estar vendiendo cortinas de humo, y la alerta ante el ego 2.0 que también padezco, y no quiero sufrir.
    Aposté por las TIC porque en ellas vi una oportunidad para el aprendizaje desde un enfoque constructivista, y por eso estoy convencida de que la verdadera misión que tenemos no es impulsar las Nuevas Tecnologías, sino las Nuevas Metodologías, término que me sopló al oído en una comida el maestro @otxolua este verano y que sigue dando vueltas en mi mente desde entonces. Yo personalmente me he embarcado este curso en esa aventura, y estoy muerta de miedo y de ilusión, porque la dirección de mi centro quiere que comparta lo poco que sé y que ayude a mis compañeros a usar esas TIC que están instalando en el centro, y veo que es el momento de contagiar la ilusión que yo siento ante estas nuevas formas de trabajar, estas herramientas que nos ayudan a trabajar junto a nuestros alumnos acercándonos a su lenguaje natural. Hace poco le pedía a @londones que me pasara esa varita mágica que tiene para contagiar ilusión, eso es lo que más necesito, ¿cómo conseguir que los 25 compañeros que vienen a mis curso se vayan con ganas de innovar? Es difícil esta tarea que nos imponemos, y no nos llevará al estrellato (ni falta que hace), pero creo que es la correcta, la que puede llevar a cambios lentos pero significativos en la práctica docente. Practiquemos el acompañamiento como dice Maru, más que el adoctrinamiento, y seamos capaces de mirar a largo plazo para no caer en la desilusión. Como dice Celestino, si miramos unos años hacia atrás seguro que sí vemos cambios.
    Me llena de esperanza saber que somos muchos los que estamos cayendo en la cuenta de que el camino correcto no es lo global, sino lo local. Mejor dicho lo glocal, es decir interactuar en un contexto local para influir en lo global. Hace poco lo hablaba con @pepetic, y leo en tu post un sentimiento en extensión, que no tiene porque llamarse pesimista, yo lo llamaría reflexivo.
    Un abrazo fuerte para todo el 2013, y sigamos apoyándonos y aprendiendo unos de otros, sin que se le suba a nadie a la cabeza ;-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana por el comentario. Me ha alegrado muchísimo que veas el sentimiento reflexivo en el post y no pesimista, porque no lo es. Si lo fuera, no lo habría escrito.

      ¿Cómo conseguir que tus compañeros se vayan con ganas de innovar? Enséñales como si fueran tus alumnos. Haz que hagan lo mismo que hacen ellos. Que vean cómo se aprende en tu aula. Seguro que quieren replicarlo en las suyas.

      Un abrazo y gracias de nuevo.

      Eliminar
  14. Como le decía a Roberto en G+, todos hemos ido un poco a tientas en este despertar 2.0. A veces por miedo a quedarnos estancados fuimos demasiado deprisa y nos dejamos atrás a muchos colegas. Sin embargo, al margen de la merecida autocrítica, también hay que reconocer que la mayoría del colectivo 1.0 no ha hecho casi esfuerzos por subirse a los nuevos tiempos y de eso no tenemos la culpa. Porque una cosa está clara, este movimiento al que nos subimos no tiene vuelta atrás; quizá se estanque y remolonee como una cebra en su charca, pero al final todos tendrán -tendremos- que asumir en el sistema educativo la asimilación de redes de docentes, tecnologías más o menos avanzadas y otros retos aún por llegar. Corregir errores sí, arrepentirse, jamás :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Toni por el comentario.
      Estoy de acuerdo en que el movimiento iniciado no tiene marcha atrás, aunque se pueden dar involuciones por muchas circunstancias. Esperemos seguir avanzando.
      Una abrazo.

      Eliminar
  15. Gracias Juan Carlos por compartir tus reflexiones. Por mucho que la Administración haga y dicte, hay docentes a los que no se los va a enganchar porque hacen y reproducen lo de siempre y de esto, además, se sienten orgullosos. Creo que hay que seguir trabajando por meter la sociedad 2.0 en las escuelas, aunque sea en pequeños grupos de profesores, para eso tenemos después los claustros virtuales que nos alientan, no te desanimes que tu camino está muy bien marcado, toda lucha en principio fue difícil y esta está aún en sus inicios porque la gente docente, en su mayoría, es cómoda y prefiere seguir de espaldas al 2.0 que le da más trabajo y que el alumnado le da lecciones. Ánimo y al toro, que de ningún cobarde se ha hecho historia! Feliz 2013!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Dolores, por leerlo y por comentar.
      Y cuidado, que de valientes está el cementerio lleno. Es broma, seguiremos en el camino replanteando lo necesario. Un abrazo.

      Eliminar
  16. "Coge impulso", y ahora que lo escribo es lo que me repetiré yo de vez en cuando.

    En esto del 2.0 y viendo diariamente experiencias, gente que busca nuevas soluciones, que quieren hacer, reciclar, mezclar,colaborar, ... parece que todo va mucho más rápido pero si paras un momento y miras alrededor como tu has hecho y reflexionas te das cuenta de que efectivamente la cosa es lenta, mucho mas de lo que nos gustaría... y más si la miras desde un tren a toda velocidad como en el que vas montado ;)

    Un abrazo y te deseo lo mejor para el 2013.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carlos por pasarte por aquí y comentar.
      Es muy cierto lo que dices, por eso es bueno pararse un momento y medir a la velocidad que va el resto para comprender por qué son tan distintas.
      Igual algunos tenemos que aflojar y otros acelerar un poco más.
      Un abrazo y feliz año.

      Eliminar
  17. Juan Carlos, me ha encantado tu post. Está bien que nos paremos (o por un tiempo andemos un poquito más despacio), reflexionemos, veamos los posibles caminos con suficiente perspectiva y marquemos de nuevo en el horizonte El Objetivo que se supone nos llevó en uno u otro momento a apostar por la Educación 2.0.

    En todos los "foros 2.0" se habla de que lo importante es la metodología, de que se debería invisibilizar la tecnología. Así lo creo yo también. Una herramienta es buena siempre que nos ayude a conseguir nuestro objetivo, nos facilite y enriquezca el camino hacia una educación dialógica, colaborativa, en la que se priorice la competencia de aprender a aprender, la cooperación, auto y coevaluación, aprendizaje entre iguales, proyectos, investigación... sin embargo, allá donde vaya, escuche a quién escuche, siempre lo hago en forma de "Clase magistral" (con apoyo de vídeo, ppt o prezzi) ¿¿¿¿???? ¿Dónde está el aprender haciendo, el equipo cooperativo, la tutoría entre iguales en la formación del profesorado, sea en el ámbito .0 que sea?

    Me lleva a pensar que no es cierto mucho de lo que se cuenta.
    Algunas personas han encontrado en esto su lugar para ser escuchadas, para hacer amigos, para conseguir un reconocimiento que creían merecer y en su entorno cercano les era negado, para conseguir un dinerito y proyección extra con cursos y ponencias. Y no lo juzgo, cada uno tiene sus intereses, motivaciones y necesidades. Todo el mundo tiene cabida; pero es necesario en este mundillo distinguir la paja del grano, grano de calidad, incluso perlas y pepitas de oro. Yo he encontrado varias y con ellas me quedo.

    Creo, por lo que respecta a lo global y lo local, que se complementan. Hay una película danesa "En un mundo mejor", en la que el padre, médico, es cooperante en un duro campo de refugiados africano, ignorando que, en su propia casa, su hijo está sufriendo bullyng en el colegio, hace amistad con otro niño y se meten en graves problemas.

    Entiendo que es la necesidad de mejorar nuestra práctica profesional en Nuestros centros con Nuestro alumnado lo que nos lleva a buscar en Lo global para llevarlo a Lo local, de la misma manera, abrir puertas y ventanas para mostrar y dar a conocer nuestros logros. Es cierto que hay compañeros inmovilistas, pero contra eso no se puede luchar si instancias más altas no lo hacen; sin embargo sí se pueden crear equipos con los que sí quieren. Abrir las puertas de las aulas para trabajar en docencia compartida con otros profes y con otras personas de la comunidad educativa. Mostrar, sí, pero MOSTRAR con mayúsculas.

    Para todo ello, La Web 2.0, La nube Tic, Juan Carlos Guerra y otros de su nivel, ayudan enormemente ;-)

    ¿Va despacio? Bueno, no lo creas, compañero, teniendo en cuenta la precariedad en cantidad y calidad de los equipos informáticos de los centros, los recortes en servicio técnico y formación, las zancadillas y ninguneo de las administraciones, etc.

    Toma el ritmo que desees, compañero, pero espero que sigas ahí.
    Un abrazo,






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maite por este gran comentario que vale más que el post. Tienes razón en todo lo que dices. Y al hilo de lo que comenta Carlos J. Medina, quizá no es que este movimiento vaya lento sino que los que estamos montados en esto que llamamos global, nos hemos acelerado demasiado.
      Así y todo creo que sociedad y educación tendrían que compartir velocidad.
      Un abrazo y feliz año.

      Eliminar
  18. Hola Juan Carlos & Cía!
    Venía a hacer un comentario y veo que hay muchos. Me alegro.

    También veo que ya está dicho lo que quería decir. Lo ha escrito Ainhoa: necesitamos encontrarnos, pero para hacer un análisis valiente de la situación.

    "Si queremos tener impacto más allá de las relaciones endogámicas, tendremos que saltarnos las entidades oportunistas y trabajar con las direcciones de nuestros centros para que se mojen en la organización de jornadas serias y profesionales y que sea parte de nuestro trabajo, porque para el cachondeo no necesito apoyos pero para tener impacto sí."

    Pues eso, hay que salir de los saraos 2.0 de entidades oportunistas y entrar en los equipos directivos. No me gustan los premios y ya no voy a eventos de autobombo. Hace dos cursos dije "basta" y me fui a dar clase. No necesito ir a encuentros para animarme, que ya soy mayor.
    A lo mejor en Edublogs 2013, en Donostia, se podría hacer ese balance y reflexionar seriamente para hacer nuevos planes de futuro. En mi caso, quizás sería una razón para salir de mi cueva y volver al circo de las TIC...

    Un abrazo,

    Boris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Boris por pasarte por aquí. Pienso que, precisamente tú eres de los que no tienes que desaparecer en tu cueva, como dices. Siempre has mostrado en tus opiniones y comunicaciones el pensamiento más cercano a la realidad.

      Y es interesante tu propuesta de entrar en los equipos directivos. Puede ser el camino, aunque el nivel de exigencia es todavía mayor.

      Un abrazo y feliz año.

      Eliminar
  19. Vaya Juan Carlos, si estamos de acuerdo. Voy a tener que mirarme que esto de que coincidamos no es muy normal ;-).

    Ahora en serio, este tema ya lo hemos hablado muchas veces, en kdds, en saraos, ... Casi siempre que lo hablamos se nos queda un regusto agridulce.

    Agrio: intranquilidad ante este camino que está siendo transitado más lentamente de lo que nos gustaría y en el que vamos dejando mucho trabajo e ilusión. Ver el ego 2.0, la hipo 2.0, el blabla 2.0, el "te cuento lo que quiero- o me gustaría- hacer, no lo que hago", "mostrar los postres y no el plato principal", etc.

    Dulzor: mucho dulzor porque el camino ha merecido y merece la pena y, no tengo dudas, que en líneas generales, volvería a hacerlo de forma similar. Dulzor porque ,como dice Toni, éste es el camino y en él, nos hemos conocido casi todos los que hemos comentado, y eso por si solo, merece la pena.

    Es muy fácil, juzgar a toro pasado, decir que los saraos son un escaparate de ego 2.0, pues sí y no, ni lo uno ni lo otro. Sinceramente, creo que no lo son, hay mucho trabajo detrás de forma desinteresada. Durante mucho tiempo han cumplido la labor de espacios de visibilidad del trabajo de mucha gente y de puntos de encuentro de proyectos comunes. Actualmente, su labor, igual no es esa, pero todos lo sabemos y no vamos engañados.

    Y como se acaba el año y no es de recibo escribir un comentario más largo que el artículo original, no me alargo más.

    Te deseo un 2013 más feliz de lo que te mereces que no sé si es posible.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, muchas gracias por el comentario. No te mires nada que sabes que casi siempre coincidimos en todo, lo que pasa es que nos gusta disimular.
      Te doy toda la razón en lo que expone (¿tendré que mirarme yo también?). Yo tampoco renuncio a nada de lo que he hecho, Y como dices, sólo por haber conocido a personas como tú, de las que presumo ser amigo ha merecido la pena recorrer este camino y todo el esfuerzo del mundo.
      Así y todo, creo que hay que darle una vuelta a todo.

      Un abrazo y te (os) deseo un feliz año de corazón.

      Eliminar
  20. Llevo tiempo dando vueltas a lo que transmites porque, aunque mi trayectoria en educación y en 2.0 es breve, comparto mucho de lo que dices: el "tufillo vanidoso y egocéntrico" de las redes, el cansancio, las horas robadas a nuestras familias, el exceso de encuentros a veces infructuosos...pero también con todo lo positivo que habéis comentado. Para mí ha significado un aprendizaje incalculable, encontrar compañeros de viaje, amigos de verdad…
    Pero aun compartiendo mucho, discrepo en algunos asuntos, quizá porque no comprenda bien qué es lo que quieres transmitir. Si con "dar una vuelta" al uso de las redes te refieres a que deberían ser principalmente un canal con información limitada a lo que nos hace mejorar en lo profesional, para mí, perderían gran parte de su encanto. No discuto que el "parloteo" de Twitter o la autoayuda de Facebook puedan llegar a saturar, pero lo personal les da un valor añadido a lo que aportan profesionalmente.
    En cuanto a lo de volcarnos en nuestro entorno... ¿no lo hacemos ya? ¿No intentamos transmitir dentro, lo que nos parecen mejoras aprendidas fuera? Otra cosa es que los compañeros tengan curiosidad y pongan empeño en aprender. ¿Cuántos lo hacen? Muy pocos, para la cantidad de años que muchos lleváis ya en este camino.
    De ahí, mi principal discrepancia contigo y por lo que veo, con los compañeros que han comentado: yo no creo que la educación se pueda cambiar de manera notable. No creo que como granitos terminemos haciendo montañas, ni que los pequeños pasos conduzcan a un cambio verdaderamente importante o al menos, no como nos gustaría. "Todo marcha muy lento en educación, mucho más lento que en el resto de la sociedad" Cierto, en lo relacionado con las TIC. Pero al hablar del camino que queremos andar en educación, no hablamos solo de eso, creo. Y en lo demás... me parece que tanto la sociedad como la educación caminan mano a mano hacia un destino cada vez más descorazonador.
    Siempre ha habido docentes que entendían el mundo con espíritu 2.0, aunque no tuviesen herramientas tan potentes como las de hoy y el término no existiese. Pero como ocurre ahora, no eran mayoría. Hay mucho docente entregado, pero son legión los que no solo no buscan nuevas metodologías y desean aprender para lograr enseñar mejor, sino que ni siquiera quieren hacer bien lo que lleva años y años repitiéndose y el freno que ponen es enorme; bajo mi punto de vista, insalvable.
    A todo esto añadiría otra cuestión que también desde hace tiempo me ronda. Aun teniendo claro que las TIC deben estar en las aulas, ¿no nos han cegado demasiado, de forma que hemos dejado en segundo plano otras cosas quizá más importantes? ¿No nos hemos sentido mejores docentes simplemente por haber elegido innovar por ese camino cuando otros quizá, innovando por otras vías estén ayudando tanto o más a sus alumnos, pero al no pertenecer a la “farándula educativa del 2.0” les consideramos invisibles? Esto daría para un post y ya me estoy extendiendo demasiado.
    Además, no quiero ser pesimista. Creer que no lograremos solucionarlo, no implica que no quiera transformar lo que esté en nuestra mano y luchar por ello. Puedo estar pesimista, pero no pierdo la ilusión. Simplemente es que estando fuera del aula, a ratos cuesta más mantenerla. Debemos seguir mimando nuestras parcelas, cultivándolas como mejor sepamos, ser mejores agricultores y para ello, compartir conocimientos con los de fuera y los de dentro, aunque haya momentos de cansancio, hastío y desesperanza. Simplemente son un bache más que hay que superar. ¿Eventos educativos, redes, el ritmo de trabajo y tantas otras cosas que planteas? Efectivamente, necesitan, cuando menos, una reflexión.
    Tú eres de los que atienden su parcela con primor, así que descansa, respira, valora y dale la vuelta que consideres necesaria a lo que te pese, pero no abandones. Buenos profesionales, precisamente, es lo que más necesita la educación.
    Un abrazo enorme y que el 2013 te traiga muchos momentos felices (y también a tus chicas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Inés por pasarte por aquí y comentar el post. Dices muchas cosas y todas ellas sensatas.
      Como hemos hablado en Twitter (fíjate, parece que todavía sirve esa red ;), lo que piensas no es contradictorio con con que he escrito.
      Sólo te haré un apunte. Dices que si no nos volcamos ya en lo local. Yo creo que hemos dedicado más esfuerzos en comunicarnos y colaborar con docentes lejanos geográficamente que intentarlo con nuestros compañeros. Quizá es que los más cercanos son mucho más innacesibles o cuesta más conectar con ellos. A mi me ha pasado desde luego.
      Al fin y al cabo en las redes elegimos con quién queremos estar y en los centros no.
      Un beso y feliz año.

      Eliminar
  21. Personalmente, he sufrido tantos desengaños y tantos palos con esto del 2.0 que no sé ni cómo me han quedado ganas y ánimos para seguir. Me ha dado siempre mucha fuerza mi claustro virtual, aunque reconozco que en los últimos tiempos de repente he necesitado a mi claustro real.
    Porque lo están intentando, porque quieren aprender, porque ahora podemos y porque convivo con ellos a diario y prefiero ser una más que trabaje para el bien de los chicos.
    Este curso tenemos un pequeño proyecto a nivel muy mínimo entre las profesoras de inglés y yo, estamos ilusionadas y los chicos también. Trabajar unidos es muy alentador y me hacía falta saber que no estoy tan sola allí. A vosotros os tengo y os tendré siempre, vía redes o vía quedadas, que en más nos encontraremos.
    Fé en un futuro diferente para la educación...supongo que algo queda, pero nos han puesto las cosas muy difíciles desde la política de este país. Esperemos y veamos qué pasa. Ahora es mejor la cautela que los aspavientos.
    Muchos besos, compañero, y muy feliz año!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isabel por el comentario.
      Sé de alguno de tus palos y la verdad es que tiene mucho valor el que hayas seguido en el empeño. Eres un ejemplo a seguir.
      Pero como dices, es tiempo de cautela aunque sin perder de vista el objetivo que nos habíamos marcado.
      Un beso enorme amiga.

      Eliminar
  22. Hola! Siento romper el espíritu de armonía y ser políticamente incorrecta, PERO espero que tu reflexión no sea un simple bajón de fin de año, sino una verdadera reflexión, porque si no, no avanzaríamos en nada. Cuestionarse no es malo, y ver que tal vez haya que cambiar y modificar el camino cogido tampoco lo es.
    Un día en el insti te diré lo que me dijo mi sobri cuando era sólo una canaja, pero no te va a gustar...Aunque desde fuera de vuestro estrechísimo círculo, parece que tiene razón.
    Espero que no tengas represalias ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bego, muchas gracias por pasarte por aquí y comentar. Tienes razón en lo que dices de que esto debe ser una verdadera reflexión pues de lo contrario no serviría.
      Pero he de decirte que te equivocas cuando nos tildas de estrechísimo círculo. Hay muchísima gente implicada y no es nada estrecho, es tan ancho que todo el mundo cabe, hasta tú, que no quieres ;).
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Gracias por el post y el debate que has generado, Juan Carlos. Excelente!!

    Poco puedo aportar que casi no se haya dicho. Creo que estamos viendo un proceso similar al que han vivido movimientos sociales hace años: nacen de necesidades y reivindicaciones percibidas por algunos profesores y se auto organizan y autogestionan para poder satisfacer necesidades de formación, colaboración, encuentro, etc. Tiene un mérito enorme y supone, sin duda, un avance para la docencia.

    Este movimiento 2.0 aumenta y crece hasta el punto de que es fagocitado por el sistema, esto es, la Administración se hace eco del clamor y las empresas privadas igualmente. Con las deficiencias propias de sistemas burocráticos, del mensaje, de la frescura, de las propuestas más innovadoras... al sistema educativo sólo llega lo que llega, especialmente, lo único que es fácil de implementar y no con la debida reflexión: las dotaciones, siempre cuestionadas, siempre insuficientes, siempre por detrás de las necesidades. No se ha generalizado un cambio metodológico y no se ha realizado un proceso riguroso para la formación docente.

    En el ámbito empresarial se fortan las manos fagocitando a docentes punteros para sus propósitos: vender productos y servicios. Con entusiasmo, muchos docentes necesitados de reconocimiento, de valoración de tanto esfuerzo realizado, abrazan (abrazamos) propuestas sin tener la mínima crítica.

    Sin embargo, el viaje ha sido positivo. Hemos hecho lo que pensamos que teníamos que hacer y ahora estamos desencantados, desilusionados porque no llega aquello que experimentamos y vemos como "otra Escuela". Que nos quiten lo bailao.

    Como colectivo nos falta ser críticos con lo que hacemos. Ni todo lo 2.0 es bueno, por mucho que lo hagan amigos, ni todo lo 1.0 es malo, por el hecho de serlo. El "buen rollismo" de redes sociales y saraos nos impide ser referentes y validar las prácticas que ahora, "per se" son innovadoras. Algunos lo son, otras, son penosas, lo siento.

    Todos somos expertos, curadores de contenidos, etc, etc, etc, pero el reto está en el aula y en nuestros centros. Ahí es difícil el trabajo, nos sentimos solos, aislados, sin reconocimiento pero es ahí donde están nuestros alumnos, no en los congresos. Para cambiar la Escuela, tenemos que cambiar nuestros centros y ser capaces de involucrar a los equipos directivos en procesos de cambio. Mientas no sea así, seremos profesores imprescindibles, expertos, premiados... pero sin impacto alguno en los centros.

    Nada más, Feliz Año 2013 a todos, amigos del post. En todo caso, gracias al movimiento 2.0 nos hemos conocido y seguimos trabajando para hacerlo un poco mejor día a día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victor. Muchas gracias por el comentario, que como con alguno más vale más que el post.

      No quiero que lo que he escrito suene excesivamente pesimista, ni dar la sensación de que estoy en horas bajas o en crisis irreversible. Como adivinó una amiga común, mis palabras son consecuencia de llevar varios años en esto y necesitar parar un poco.

      Hemos hecho muchas cosas bien y otras no tan bien. Creo que la autocomplacencia y la vanidad han actuado como los árboles que no dejan ver el bosque, pero no por eso hay que renegar del camino recorrido, sin dudar lo repetiría porque pienso que ha sido muy enriquecedor para mi y puede que para otras personas también.

      Un abrazo grande y feliz año.

      Eliminar
  24. Hola Juan Carlos.
    Me he pasado las vacaciones jugando al Apalabrados, sin querer entrar demasiado en TWitter. Pensaba que era yo, pero va a ser que somos varios.

    Y sin embargo, hoy ha venido mi director a preguntarme sobre Apps de Google y me he acordado de ti. Por eso he leído el post y lo estoy comentando. Lento, muy lento, pero va. Como dicen algunos en los comentarios: es imparable. En mi centro me he sentido isla, pero van emergiendo otras islas.

    No he conseguido arrastrar a mi mujer al mundo 2.0 y por eso no me he prodigado en kedadas, pero no por falta de ganas. He seguido con envidia todas las que se han organizado. Me gusta el "buenrollismo" que dice Victor y sería una pena que se acabara. Es un aliciente más para, entre buenrollismo y buenrollismo, enterarte del proyecto de identidad digital, de tu trabajo sobre las condiciones legales en Google y de "en la nube TIC", por hablar solo de lo tuyo.

    En fin, que nos repensaremos lo que nos tengamos que repensar, pero no hay vuelta atrás. Lo noto en mis alumnos.
    Un abrazo.
    Ahora ma voy a estudiar las Apps para mañana, por si me lo vuelven a preguntar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro por el comentario. La verdad es que tus palabras me han supuesto un chute de energía necesario para empezar el año.
      A ver si te vienes a alguna kdd, con el permiso de tu mujer. Seguro que no te arrepientes ;).
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Buena entrada Juan Carlos, hace tiempo que he perdido el interés por la mayoría de los eventos, por la carga de autocomplacencia que conllevan.
    Me decía un profesor que entró de lleno la Eskola 2.0, que nunca había trabajo tanto, y nunca tan a gusto. Este paso solo se puede dar si se recupera la concepción profesional del trabajo docente, el laboralismo pasa factura a la innovación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel por pasarte por aquí. Gran frase final en tu comentario, y como innovación y creatividad van de la mano, el trabajo con los chavales, el de verdad, se resiente porque impera el laboralismo, y con lo poco que nos cuidan más.
      Un abrazo.

      Eliminar
  26. He llegado a tu blog al leer en twitter, "el lento proceso de la digitalización"... estoy contigo que esto va muy lento y creo que los que trabajamos con la 2.0 nos cuesta mucho esfuerzo y dedicación, pero Juan Carlos no olvides que esta metodología y el conocimiento de las nuevas tecnologías hace que nuestros alumnos no solo tengan más conocimientos sino que sean más conscientes y puedan compartir lo que aprender y ser ellos mismos, creo que esta es una buena forma de mejorar la enseñanza, así que ánimo y a continuar. ¡Nuestros alumn@s son los que importan!. Saludos. @eel11

    ResponderEliminar